Yo compito conmigo. ¡Y voy ganando!

Por fin puedo decir que mi semana ha sido perfecta. Ese era el reto de la semana pasada y ¡lo he cumplido!. Y el mejor premio han sido los 900 gramos de menos que marcaba la báscula esta semana. Llevo desde enero en el mismo peso, con 1kg de margen en el que paso por todos los números pero no avanzo. Y ver que la báscula se reactiva ¡motiva mucho!.

Mi semana ha sido perfecta ¡Por fin!

El reto de la semana pasada era #misemanaperfecta y así fue. No gasté más de los puntos que me tocaban diarios y semanales. Y eso se ha reflejado en la báscula. Pero también en mi ansiedad. Ha sido una semana que al comer lo que necesitaba mi cuerpo, y de forma sana y equilibrada, esta a desaparecido. Todo ello me ha llevado a un control absoluto de lo que comía, cuando y la cantidad.

Es en estos momentos en los que me doy cuenta de que si se come bien y limitando las “guarrerías”, el cuerpo no te las pide. ¿Pero sabéis que caprichito si me pedía? El helado de piña natural que hago con mi sorbetera que compré hace unas semanas en Lidl. Me encanta ponerlo en un cono de galleta (2sp). Por dos razones: la primera es que controlo la cantidad que como (no llega ni a 1sp) y la segunda es que parece un helado normal. ¡Mirad que pinta!

Comiendo cosas tan ricas como esta y planificando las comidas de la semana, sólo pueden haber buenos resultados.

Yo compito conmigo, pero ¿ganaré?

Ya quedan sólo me quedan 5 semanas para empezar el camino de Santiago y necesito sacarme todo el peso posible antes de empezarlo. Y si fuera posible, llegar al peso final. Aunque 4,7 kg en 5 semanas es imposible, y más siendo los últimos, espero poder sacarme al menos la mitad.

Por esto, esta semana propuse el reto #yocompito, una nueva modalidad en #losretosdeSandra del grupo de Facebook “Connectados por los retos de Sandra“. Con este reto competitivo quiero darme un extra de motivación, ya que tengo que dar la cara ante todos vosotros, porque el miércoles rendimos cuentas. Seguro que no soy la que más puntos de actividad haga, pero haré los máximos posibles e intentaré superar mi reto personal.

Así que manos, pies y cuerpo en marcha para mover todos y cada uno de los músculos de mi cuerpo. Hoy, lo que más he movido han sido los dedos mientras os escribo. A ver si en un rato damos una vuelta; pero tengo a mi media naranja un poco chungo de la espalda, y como mañana toca caminata, no sé si al final saldremos. Pero da igual si no salimos, me pondré a hacer los tuppers de la semana que viene, que es una de mis tareas del fin de semana, como os comentaba en la entrada anterior. Y con eso algo ya quemaremos.

Para esta semana el planning que he hecho es el siguiente (comidas y cenas):

  • Lunes: Trinxat de la Cerdanya. Pescado con verduritas al horno.
  • Martes: Papillote de verduras, alubias y chorizo. Hamburguesa.
  • Miércoles: Pasta con boloñesa de verduras. Fajitas.
  • Jueves: Salmón con arroz. Bocadillo.
  • Viernes: Carne con berenjena. Pizza.

Os lo comparto por si le puede servir a alguien de inspiración o ayuda para planificar. Ya que no es lo más divertido del mundo y toda ayuda es bienvenida.

Autoestima por las nubes

Desde hace unos meses en el grupo de Facebook tenemos #quieromipremio. Es un sistema de recompensas para motivarnos cada vez que avanzamos en la pérdida de peso, en el que por cada 3kg obtenemos una flor, y a cada 5% perdido ganamos agua para regarla. Hay unas plantillas disponibles para descargar, dónde encontrareis además la información exacta de como funciona.

El mío en este momento está así:Evolución peso

Pero esta semana lo cambio por este otro:Ramo de flores 11 años

Esta semana ha hecho 11 años que empecé con mi pareja. ¡Y este es el ramo con el que se presentó!. Así que aquí me tenéis a mí: enamorada perdida, con ganas de seguir y avanzar en esta aventura que emprendimos hace 11 años.

Quererse a uno mismo es muy importante para ponerte por delante de todos los quehaceres y tener éxito y llegar a nuestra meta. Pero cuando día a día te demuestran que te quieren, esa autoestima aumenta y eso es motivación en estado puro.

Hoy me despido con un consejo: quereros a vosotros mismos cada día un poquito más; y veréis que no os parará nada ni nadie en el camino hacia vuestros objetivos.