Vuelve la vida saludable al completo

Hoy me siento bien. Primer día de mi no dieta al 100%; contando, apuntando, ejercicio, pautas saludables, etc. Y como más cosas buenas vuelvo a retomar, mejor me siento.

Vacaciones con resultado positivo

Con esta nueva forma de vida de la que disfruto desde 2014, los veranos no son lo mismo. No te vas de vacaciones con miedo a la báscula. Sabes que puedes comer de todo, pero con cabeza. Y si te miras un poco vuelves exitosa del viaje, pesando lo mismo que al irte o menos.

Un problema de llevar tanto tiempo en esta no dieta es que a veces te acomodas (como con todo). Y aunque durante las vacaciones he escogido con cabeza, las opciones más saludables en las comidas, si me apetecía un capricho, me lo daba. Y aunque podamos permitírnoslos, no podemos abusar.

Me fui de vacaciones con 57,2kg. Y he vuelto con 56,6kg. 600 gramos de menos, sin estarme de nada. ¡Pero todo tiene trampa!. Como sabéis me fui a hacer el camino de Santiago, y los 208,7km que recorrimos han sido lo que compensaron las natillas que me pedí de postre un día, la tabla de quesos que cenamos otro día, …

Por eso es tan importante, durante nuestras vacaciones, no olvidar el ejercicio. Una paseada de más por el paseo marítimo, alargar un par de kilómetros el recorrido en bicicleta, etc. Todo ello ayuda a volver, y que la báscula no nos desmotive, justo al volver a empezar.

Vuelve la vida saludable al completo

Empezar una dieta o retomarla, va mucho mejor si en la primera semana se obtienen resultados positivos. Por eso, esta semana planteé en el grupo de Facebook “Connectados por los retos de Sandra” el reto #escalerasalobjetivo. Obligarme a subir escaleras es la mejor manera de hacer ejercicio extra; que se traducirá en una bajada de peso. Y eso ¡motiva muchísimo!

Además empiezo otra vez la natación sincronizada, que me encanta. La empecé a los 6 meses de empezar con los puntos, y me enamoró.

Esta es una secuencia de una de las figuras que hacemos. La de la foto soy yo.

Así que un plus más a la bajada de peso. Y si a todo esto le sumamos que por fin vuelvo a apuntar, a puntuar y a mantenerme en mis puntos diarios y semanales, ¡esta semana va a ser un éxito!.

Como caprichito por haber tenido un primer día tan bueno me he comprado una agenda muy chula. Tiene pegatinas y post-its, y un montón de frases motivadoras, para no decaer y llegar a mi meta. Así la aprovecho para apuntar los retos que se me ocurren, los que están en marcha, el peso, las comidas, etc.

El hecho de apuntar todo lo que comemos nos sirve para darnos cuenta de lo que comemos. Yo lo escribo todo, tanto en la app “Mi no dieta” como a mano, ya que llego un momento que escribirlo en el móvil no me servia para tomar consciencia, ya que lo automaticé. Por eso, escribo a mano. Porque me supone un esfuerzo extra, y entonces mi subconsciente se da cuenta que ya tiene suficiente.

A por un buen final de año

Sólo quedan 4 meses para acabar el año, y si me porto bien, y lucho por lo que quiero, llegaremos al peso final antes de que acabe. Así que este es mi gran reto en estos 4 meses. ¿Lo cumpliré? ¡Esperemos que si! Ganas no me faltan.