Mi plan de choque

Después de una semana en la que la planificación de la anterior sólo sirvió para las comidas, empiezo semana nueva sin planes a la vista. En dos semanas empiezo vacaciones y necesito seguir mi plan de choque, si quiero compensar por adelantado los excesos veraniegos.

Siguiendo la planificación

La semana pasada tocaba planificar las semanas que quedaban hasta vacaciones. Ya sólo me quedan 2 semanas y éstas van a ser mi plan de choque. Siguiendo las comidas planeadas, respetaré puntos y eso conlleva a una victoria frente la báscula.

Así que primer y segundo días superados, y con ganas de más. Y eso se nota porque he vuelto a la cocina cada tarde (cosa que me encanta), para preparar las cenas y las comidas de tupper.

Para la noche del lunes toco una buena cola de rape con verduritas, hecho todo al horno (receta próximamente). Pescado al horno

Para el almuerzo del martes, salmón (marinado con ajo, perejil y vino blanco) con arroz basmati y brócoli.Salomón marinado con arroz y brócoli

Y para la cena de hoy, cenita fresca y rápida. Gazpacho con picatostes, melón con jamón y pepino. Idea genial para cuando tenemos pocos puntos, y para cuando aprieta el calor.Cena veraniega

Y así, poco a poco, siguiendo las pautas de esta no dieta (ejercicio, agua, platos equilibrados, …) y las pautas que yo mismo me marqué (mi planificación semanal) conseguiré que estas dos semanas sean fructíferas.

La actividad también se planifica

Una de las pautas más importantes a seguir, desde mi punto de vista, es la del ejercicio. Sólo nos piden 30 minutos de actividad al día. Yo en el trabajo ando mucho; al principio de empezar a trabajar me fue genial, pero ahora, esos 11.000 pasos que suelo dar en un día forman parte de mi actividad normal diaria. Por eso, la hora de zumba o aquagym más las dos horas de natación sincronizada que realizo dos veces por semana me ayudan muchísimo a seguir bajando.

Pero en verano, además de portarme un poco peor en las comidas, estoy un mes y medio sin hacer ejercicio, ya que hasta setiembre no vuelve a empezar el curso de natación. Por esta razón este año, casi cada fin de semana, desde que hace bueno, salimos de caminata para compensar un poco.

La de esta semana ya esta planificada; toca subir la Mola. Y que mejor que hacerlo en compañía de la familia. Hacer deporte es bueno, pero si se realiza con gente a la que quieres, eso motiva a querer hacer más.

Buscad actividades fáciles que podáis hacer en familia, con amigos, etc. Tanto sea ir a dar una vuelta por la montaña como jugar a palas en la playa, la cuestión es moverse. Así que si queremos ganarle la batalla a la báscula este verano, ¡¡músculos a la obra!!