Falafel o croquetas de garbanzos

El Falafel o croquetas de garbanzos es uno de los platos que no pueden faltar en un desayuno egipcio auténtico. Son croquetas hechas a base de habas o de garbanzos, normalmente fritas aunque las vamos a preparar en el horno.

Se sirven dentro del pan pita con una salsa de tahini (crema de semillas de sésamo) acompañadas de verduras (tomate, pepino, cebolla y lechuga). Yo las he acompañado con el famoso pan de nube sin harina y aquí podéis ver cómo se hace.

Para una versión más ligera del tahini, vamos a usar un poco de yogur que también le dará un sabor delicioso.

Falafel

Ingredientes

Para 16 unidades

  • 180 gr. de garbanzos secos = 17 sp/ 16 pp
  • 4 cucharadas de perejil fresco picado
  • 4 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolleta picada
  • sal
  • pimienta negra
  • comino en polvo
  • una pizca de pimentón picante (opcional)
  • media cucharadita de semillas de cilantro en polvo*
  • media cucharadita de levadura para bizcocho (polvo para hornear)
  • una pizca de bicarbonato sódico
  • 20 gr. de harina de trigo o harina de avena = 2 sp / 2 pp
  • 1 cucharada de aceite de oliva = 4 sp/ 3 pp

*Preguntad por las semillas de cilantro en polvo en las tiendas árabes o en herbolarios.

Para la salsa de tahini

  • 125 gr. de yogur desnatado = 1 sp / 1pp
  • 7 gr. de tahini = 1 sp/ 1 pp
  • ajo en polvo
  • sal
  • media cucharadita de vinagre (o zumo de limón)

Elaboración

  1. Poner los garbanzos en remojo la noche anterior o al menos durante 10-12 horas, lavarlos y escurrirlos.
  2. Precalentar el horno a 180ºC.
  3. Ponemos en un procesador de alimentos todos los ingredientes menos el aceite y la harina de trigo o de avena.
  4. Procesamos muy bien hasta conseguir una pasta de color un poco verde y que no queden trozitos grandes de garbanzos.
  5. Poner esta masa en un bol, agregar la harina y remover.
  6. Forrar una bandeja de horno con papel encerado y con una brocha de cocina o pulverizador de aceite pintamos la superficie del papel con aceite.
  7. Formar bolitas de masa usando una cuchara de helado pequeña y aplastarlas sobre el papel dándoles una forma circular. Pintar la superficie de las croquetas con el resto del aceite.
  8. Hornear en el horno precalentado durante 12 minutos, luego les damos la vuelto y las dejamos otros 10 – 12 minutos hasta que se doren.
  9. Hacer la salsa de tahini es tan sencillo como mezclar todos sus ingredientes en un bol y ya la tenemos lista.Falafel sobre la rejilla

Consejos para conservar el falafel

Aunque podéis guardarlas en la nevera en un tupper después de que se enfríen, es mucho mejor consumirlas cuando todavía están recién salidas del horno, por eso os recomiendo que horneéis sólo las porciones que vayáis a comer y reservar el resto de la masa para luego.

La masa del falafel se puede congelar antes de hornearla. Si congeláis la masa entera tendréis que sacarla del congelador, dejar que se descongele durante unas horas, darles la forma a las croquetas y luego hornearlas. Podéis también congelar las croquetas después de darles la forma así podéis hornearlas directamente sin necesidad de descongelar. Otra opción sería poner toda la masa en una bandeja, hornearla y cortarla en trozos. ¡Vosotros elegid!

Si os apetece darles un toque diferente, podéis espolvorearlas por un poco de semillas de sésamo por los dos lados antes de hornearlas.

Cada 2 unidades salen a 3 sp/ 3 pp así que os dejo con mi sugerencia de presentación, un sandwich de falafel hecho con el pan de nube, lechuga,tomate y pepino. Es una opción muy rica para un desayuno especial o una cena.

Sandwich de falafel