Albóndigas de pollo con salsa de curry

Ni estando a dieta te puede impedir disfrutar de un riquísimo plato de albóndigas de pollo con salsa de curry con un poco de arroz basmati. ¡Es lo bueno de nuestra no dieta!

Antes de conocer a mi no dieta, siempre que seguía un régimen para adelgazar comía casi lo mismo todos los días: Pollo a la plancha con verduras o ensalada. Ahora me parece increíble lo variado y delicioso que podemos comer a la vez que adelgazamos sin privarnos de nada.

Este plato es muy sencillo, se prepara con pocos ingredientes que seguro que tenéis en casa.Albóndigas de pollo con salsa de curry

Ingredientes

Para 3 raciones: 4 sp/ 5 pp por ración

  • 375 gr. de pechuga de pollo sin piel = 8 sp/ 10 pp
  • 2 cebollas medianas
  • 1 diente de ajo picado
  • media cucharadita de jengibre en polvo
  • una cucharadita y cuarto de curry en polvo
  • sal
  • pimienta
  • 100 ml de leche desnatada =1 sp/ 1 pp
  • 10 gr. de maicena = 1 sp/ 1 pp
  • 1 vaso de agua
  • un puñado de perejil picado
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva = 2 sp/ 2 pp

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180º y forrar una bandeja de horno con papel encerado.
  2. Poner las pechugas de pollo en el procesador de alimentos junto con una cebolla, el perejil y picar.
  3. Agregar un poco de sal y pimienta y un cuarto de cucharadita de curry a la carne de pollo picada y mezclar.
  4. Con la ayuda de una cuchara de helado pequeña formar bolitas y ponerlas sobre la bandeja.
  5. Meter la bandeja en el horno durante 15 minutos. Pasado este tiempo, les damos la vuelta a las albóndigas y las dejamos 10 minutos más antes de sacarlas.
  6. Mientras están en el horno preparamos la salsa. Calentamos 2 cucharaditas de aceite de oliva en una sartén antiadherente y añadimos la cebolla picada y el diente de ajo machacado.
  7. Removemos unos minutos hasta que estén transparentes. Añadimos el curry, sal, pimienta, jengibre, el agua y removemos. Dejamos que hierva unos minutos y trituramos. Podéis añadir más o menos curry a vuestro gusto.
  8. Devolvemos la salsa a la sartén, disolvemos la maicena en la leche fría y la añadimos a la salsa y removemos. Cuando hierva, añadimos las albóndigas que habrían salido del horno. Si veis que la salsa es muy espesa podéis agregar un poco de agua. Las dejamos a fuego lento unos 5 -8 minutos removiendo de vez en cuando y ya las tenemos listas.Plato de albóndigas con arroz

Yo las he acompañado con un poco de arroz basmati porque me encanta mezclar el arroz con esta salsa. También podéis servirlas con un poco de pan para mojar en la salsa. ¡Os vais a chupar los dedos!